Skip to Main Content »

You're currently on:

25 años de lectura fácil en los Países Bajos

Lectura para Todos lleva poco más de un año funcionando en España, pero este trabajo no nace de la nada. Y es que este año celebra su 25 aniversario la empresa que dio origen a todo: Eenvoudig Communiceren, que después de trabajar durante tanto tiempo para acercar el lenguaje sencillo a los lectores holandeses, también quiso llevar sus ideas a Bélgica, Alemania, Inglaterra y, finalmente, a nuestro país.

Esta fiesta del 25 aniversario fue un momento para recordar y reconocer que todos los esfuerzos de estos últimos años han dado sus frutos. En el discurso inicial, el director Ralf Beekveldt habló sobre sus primeros logros, como la creación del periódico Okee (un medio propio para un grupo que hasta entonces no se había visto representado en la prensa), o la colaboración con personalidades como la princesa Lorenza de los Países Bajos, que se han implicado de forma directa para acabar con la baja alfabetización. “Leer es un verbo” dice Beekveldt. “Para que funcione, es importante practicar, practicar, practicar. Y esto es más fácil si lo disfrutas. Nosotros hacemos eso: "Haciendo posible lo imposible”.

Ralf Beekveldt no fue el único en intervenir. Tras él tomaron la palabra algunos de los autores que colaboran con la editorial. Como Karin Giphart (autora de Overstroming y Ontvoering) para la que “al final, siempre es la historia lo que importa”, aunque también reconoce que “la escritura simple es increíblemente difícil. Pero la experiencia lo hace más fácil”. Al compromiso de Giphart, y su sorpresa con el trabajo de la adaptación, se suma de Frank Krake, que después de ofrecerle a la editorial su libro De laatste getuige quedaba impresionado con la capacidad de los adaptadores para convertir un libro de 400 páginas en uno de poco más de 120 en lenguaje sencillo: “Yo no podía hacerlo”. El libro de Krake cuenta la historia de Wim Aloserij, que sobrevivió a tres campos de concentración tras la Segunda Guerra Mundial. Citando al propio Aloserij nos cuenta: “Nacimos para amar. La persona que lo odia ni siquiera lo siente, usted es el único a quien le molesta. No, perdono a todos ". Y añade:" Bueno, quiero ayudar a difundir ese mensaje ".

Y es que la capacidad de difundir ideas fue uno de los puntos clave en todos los discursos de la noche. “La baja alfabetización tiene mucho que ver con el miedo. Siempre me he asustado. Encuentro un lavado de autos aterrador. Me asusta no entender las instrucciones. Y soy una persona leída. ¿Te imaginas cómo debe ser eso para alguien que no sabe leer y escribir? Quiere lavar su automóvil, pero hay una novela al lado que tiene que leer primero para saber cómo hacerlo", contaba la autora Yvonne Kroonenberg. Y si unas instrucciones dan miedo… ¡Ya no digamos una biblioteca! “Cuando los jóvenes poco alfabetizados entran a la biblioteca, es como si se toparan con el muro de Berlín. La biblioteca no es un lugar donde van solos” reflexiona Conny Reijngoudt, directora de Bibliotheek aan den IJssel. “Pero gracias al enfoque correcto de las bibliotecas y su amplia red, estos jóvenes ahora están siendo llevados a la biblioteca. Y así es como lo hacemos juntos: el gobierno, la educación, la biblioteca y el editor de libros de lectura fácil".

Este enfoque de colaboración, estas ideas, son las que intentan compartir ahora con el resto de países en los que se ha asentado Eenvoudig Communiceren. ¡Por otros 25 años de lectura accesible para todo el mundo!

25 años Eenvoudig Communiceren

View News Archive

News